De regreso a tundir teclas…

Los ex de salud ni tantita madre… Chihuahuitas de muy poca madre… Carrera de caballos no tienen madre… Lunes SCJN determina ley bonilla… Empate matematico PAN-Morena… Los caminos de Carlos Borruel…

0
607

Los ex de salud ni tantita madre…
Chihuahuitas de muy poca madre…
Carrera de caballos no tienen madre…
Lunes SCJN determina ley bonilla…
Empate matematico PAN-Morena…
Los caminos de Carlos Borruel…

Los ex secretarios de salud a nivel federal Julio Frenk Mora -sexenio Fox- y José Narro -sexenio Peña Nieto- de plano demostraron que hace muchos años no tienen madre y tampoco vergüenza, cuando hace unos días criticaron la situación en la que se encuentra el aparato de salud del país y además exigían ¡los señorones!, información más clara y precisa sobre como está creciendo la pandemia del coronavirus en el país.

La critica en sí, podría decirse es buena, pero esos dos de plano no tienen ni tantita vergüenza, pues ellos junto con otros más, son culpables absolutos, junto con quienes fueron sus patrones en la presidencia del país de que todo el sistema de salud de México, siempre esté colapsado.

No entregaron ninguno de ellos buenas cuentas, por el contrario, los señalamientos en su contra abundan, desde la compra a sobreprecios escandalosos de medicamento, corrupción absoluta, hospitales sin terminar, hasta llegar al caso de que compraron lotes completos de falso medicamento contra el cáncer y otros males.

Solo por traer a la memoria acusaciones especificas, habría que recordar que Frenk Mora, estuvo relacionado a la compra de medicamento contra la influenza por mil 75 millones de pesos, además de un manejo discrecional que nunca se aclaró por una cantidad similar “para estructurar y hacer operativo el Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Influenza”.

Es decir, en aquel sexenio de Vicente Fox, le metió el doctor Frenk la mano al cajón y realizó compras sin licitación que nunca fueron aclaradas.

Por su parte, el doctor Narro está implicado en diversos fraudes y su nombre siempre sale a flote en la llamada “estafa maestra”, además de que nunca se ha aclarado el tema del medicamento oncológico comprado en su tiempo como secretario de salud federal que luego se descubrió era agua destilada.

Así que ahora escucharlos pedir cuentas, aclaraciones y lanzar criticas, de plano es ver al culpable de un homicidio, apuntar con el puñal ensangrentado que le clavó a su víctima, exigiendo a los médicos que le salven la vida al que él acaba de apuñalar.

Es cierto, al actual desgobierno de la Tde4ª le ha faltado y mucho, para enfrentar a esta crisis, pero también hay que reconocer que no hay como pensar que el sistema de salud de México podía enfrentar la pandemia si ya está colapsado y no pude ni siquiera brindar el servicio “normal” a los derechohabientes.

El hecho es que el coronavirus sirve de pretexto para largas discusiones sobre quien es el más culpable, si los actuales que no logran hacer las cosas bien o los que estuvieron en el pasado que solo saquearon al sistema de salud, que robaron todo lo que pudieron y lo dejaron hecho un asco.

A fuerza de ser claro, se tendría que decir que los dos tienen culpas, solo hay que esperar a julio del 2021, para ver que piensa el imaginario colectivo nacional, pues sin dudas todo lo que hoy se dice, todo lo que hoy se vive, va a impactar en el resultado electoral de ese año.

Aunque también hay que pensar que somos un pueblo de corta memoria y que para colmo tenemos la mala costumbre de mitificar el pasado, digamos que nos pasa lo que que canta Serrat, cuando dice. “Tus recuerdos son cada día más dulces, el olvido solo se llevo la mitad…” y lo malo es que tendemos a olvidar lo malo y a solo añorar lo poco bueno…

— — — — — — — — — —

Fue nota nacional, varios medios de los que se editan en la Ciudad de México señalaron en la edición digital de este domingo 10 de mayo que entre Chihuahua capital y la hermana república de Ciudad Juárez, las autoridades municipales recibieron más de mil 200 denuncias de fiestas escandalosas.

Digamos que eso es tener muy poca madre, pues la situación con la pandemia no está bajo control y aunque crecen los mensajes y las afirmaciones de que todo esto no es más que un “invento”, la realidad es otra y basta con platicar con los familiares de quienes perdieron la vida por el Covid-19, para entender el riesgo tan grande que existe si esta enfermedad “se sale de control”.

Habría que circunscribir en esa misma realidad de alarma, lo que pasó el pasado viernes en nuestra ciudad capital en donde fue necesario el uso de la fuerza pública para desalojar a los vendedores ambulantes de la muy tradicional calle 4ª.

Los de las fiestas no tienen madre, el riesgo es enorme y la autoridad debe de ser dura y los ciudadanos deberíamos ser más conscientes del peligro, mientras que en el tema de los vendedores de la 4ª, digamos que es el enfrentamiento de la necesidad y el peligro. Es decir, son muchas familias que viven al día y cerrar su changarro un día, es una pérdida enorme, cerrarlo una semana, es casi condenarlos a la quiebra y un mes, pues de plano es mandarlos al hoyo.

Pero abrir un día y contagiarse y llevar ese contagio a su hogar, sería una tragedia enorme, para ellos y para muchas familias más.

Fue una decisión dura la tomada por la autoridad municipal, pero cien por ciento entendible, ahora lo que tendrán que hacer es buscar la forma de llevar apoyo a esas familias, pues entendamos, es la hucha entre la necesidad absoluta y el riesgo…

— — — — — — — — — —

Hace unos días se suscitó una polémica por lo dicho por el periodista Juan Enrique López Aguirre en su programa “No le cambie” que se transmite por el 102.5 del F.M. en donde el “lengua de hacha” platicó de una carrera de carros que se realizó en Delicias, en donde varios aseguraron hubo cientos de espectadores y que hasta el propio alcalde Eliseo Compean andaba en la pachanga empinando el codo, cual es su muy arraigada costumbre.

La carrera dicen sí se realizó y hay quienes aseguran que ahí vieron al “Corcho”, al que unos le dicen Eliseo, que todo se hizo con permiso municipales y toda la cosa y que al alcalde de Delicias le importó poco el tema de la contingencia por la pandemia.

Luego de que Juan Enrique diera a conocer el tema, el que se enfureció fue el alcalde de Delicias, Eliseo Compean, quien con la cruda tremenda encima, hasta subió retos al “watts” de los consejeros del PAN estatal, donde se rasga las vestiduras y afirma que hay ataques en su contra para desprestigiarlo. Pobre, no sabe que las cenizas no arden.

Nos dicen las fuentes jirigrillentas de ese consejo estatal panista, que lo que pasa, es que el escapado de Oceánica, que cobra como alcalde de Delicias, se enfureció por algunos comentarios que le hicieron varios panistas, señalándole su irresponsabilidad al dar el permiso para ese evento, y que además le dijeran que él dio esos permisos solo para tener otro pretexto para empujarse unas cuantas chelas -charola y media, por que ese día andaba medio indispuesto por la cruda que traía de un día antes- y que por su vició había puesto en riesgo a miles de personas.

Ante esos señalamientos es que Eliseo “El Corcho” Compean, empezó a lanzar retos y toda la cosa, pues él lo que quiere es contar con el voto de esos consejeros y de cuantos panistas pueda, para ser candidato pluri a la diputación federal en el 2021 y entendió que ese tema le estaba quitando “votos”.

Pero bueno, todavía no se apaga el chisme de esa carrera de carros, para cuando surgió de esa tierra de “vencedores del desierto”, pero del municipio de Rosales, el rumor de que si Eliseo andaba en las carreras de carros, feliz de la vida empinando el codo, los que andaban en la farra pero con carreras de caballos, eran algunos distinguidos morenitas.

El jirigrillento amigo que nos mandó el wattsapaso, escribe: “En donde sí hubo carreras fue en Rosales , en el carril corrieron los caballos del pie. Mil. Morenista P. Ramirez Tío de Holguín, el de Gobernación Federal y ganó”.

Así que digamos que hay raza que de plano no tiene madre y no entienden de la gravedad de hacer y asistir a ese tipo de eventos…

— — — — — — — — — —

Este lunes la Suprema Corte de Justicia de la Nación, supuestamente iniciará con el análisis de la llamada “Ley Bonilla”, esa que votaron los diputados de Baja California, incluidos varios panistas, para ampliar el periodo de gobierno de Jaime Bonilla de dos a cinco años.

La discusión es por el hecho de que el gobernador que ganó con las siglas de Morena, tras el triunfo electoral señaló que no estaba bien que su periodo fuera solo de dos años, como establecía un articulo transitorio de la ley electoral de ese estado, con el que buscaban “empatar” las elecciones locales con las federales.

Permitirle a Bonilla cambiar la ley, es abrir la puerta a que cualquier gobernante haga lo mismo en su estado o incluso para que el presidente lo haga, como ya ocurre en Venezuela, primero con Hugo Chávez, quien duró en el poder 14 años y luego en ese mismo país con el otro dictador que habla con pajaritos, Nicolás Maduro quien ya cumple 7 años en el poder y ni luces hay de que quiera dejar el puesto y permitir elecciones limpias en su país.

Eso mismo pasó con Evo Morales en Bolivia quien duró en el poder 13 años, hasta que un golpe de estado lo derribó.

Daniel Ortega el de Nicaragua es otro ejemplo claro, pues él asumió el poder en el 2007 y su tercer periodo terminará hasta el 2022.

O el caso de Fidel Castro y su hermano Raúl. El barbón asesino duró en el poder desde 1959 hasta el 2008 y su hermano siguió en el puesto hasta el 2018, es decir, juntos mantuvieron el poder de la isla por casi 60 años.

Así que existen muchos ejemplos en el mundo para tenerle miedo a una reforma de esa naturaleza y es por ese motivo que la oposición y voces del sector empresarial, le están exigiendo a los ministros de la Suprema Corte le pongan un alto al gobernador Jaime Bonilla y a quienes pudieran ser la mano que mece la cuna tras bambalinas…

— — — — — — — — — —

El ultimo levantamiento de la encuestadora propanista Massive Caller, señala que en nuestra entidad hay un empate matemático entre el PAN y MORENA, pero por primera vez le da una ventaja mínima a los albiazules sobre los pejianos.

La encuesta dice que si hoy fueran las elecciones en un careo “partido a partido”, el 24.3% votaría por el PAN, mientras que el 23.8% por Morena, es decir, hay una diferencia de solo medio punto entre esos dos, lo que es un empate matemático absoluto, o dicho de otra manera, que no hay nada para nadie, en un enfrentamiento partido a partido entre esos dos.

Ahora bien, Morena sigue en caída en las preferencias electorales, tomando en cuenta que en noviembre del año pasado el 31.8% de los encuestados decían que votarían por ellos, mientras que el PAN sigue sumando décimas, pues en esas mismas fechas solo el 18.5% decían que votarían por ellos.

Morena pierde 8 puntos, mientras que el PAN gana 5.8 puntos.

Los independientes obtienen el 13.8% de las menciones y su máxima marca fue de 18.8 en marzo pasado, mientras que el PRI se queda con el 9.7, perdiendo casi 4 puntos en comparación al 13.5% que tenía en noviembre del año pasado.

En las competencias al interior de los partidos, Maru le sigue poniendo una arrastrada de casi tres a uno, al chaparrito mamón de Gustavo Madero, pues ella obtiene el 55.8% de las preferencias, contra el 19.5 del senador.

Chela Ortiz tomó una ventaja muy considerable al interior del PRI, al obtener el 25.9% de las menciones, contra el 18.5 de Alejandro Cano y Omar Bazan cae al tercer puesto con solo el 14.8%.

En Morena Cruz Pérez Cuéllar lleva la ventaja dos a uno sobre Rafael “Falo Espino” y un 3 a uno sobre Juan Carlos Loera.

La encuesta dice que Cruz tiene el 30.4%, Falo el 18.2 y Loera el 9.9%.

En la carrera de los independientes, los que cada vez se ven menos siéndolo, hay un empate técnico entre el caballo Lozoya 29.2 y Armando “El Mandis” Cabada con el 27.1 pero ya no aparece nadie más por ese ruta.

En el careo candidato vs candidato, Maru y Cruz están en un empate técnico, favorable a la güerita, pues ella obtiene el 18.9% y el senador el 17.4, una diferencia de punto y medio. En una competencia contra ellos, el caballo Lozoya solo obtiene el 10.5 de las menciones.

Pero si la competencia fuera entre Cruz por Morena y Gustavo “el mamón” Madero del PAN, ganaría Pérez Cuéllar con el 19.5% de los votos y Madero se quedaría con el 15.3%.

En el cruce Maru Vs Rafa Espino, gana la güerita con el 21.1% y el de Morena solo llega al 17.9.

Pero en un enfrentamiento Rafa Espino Vs Madero, gana el de Morena con el 18% y en segundo lugar en un empate técnico Madero con el 16.7%.

Así que digamos que el levantamiento de este mes de mayo sigue señalando que no hay nada para nadie, con un empate matemático entre Morena y el PAN, bajo el escenario hipotético de que los candidatos sean Cruz y Maru y que bajo cualquier otro escenario en donde uno de esos dos sea el candidato de su partido, le ganan a los demás posibles contendientes.

Ahora solo falta ver hacia donde mueve las preferencias el tema del coronavirus y los procesos internos de cada partido, pues estamos en la víspera de guerras internas que pueden acabar con las aspiraciones de cualquiera de esos dos o ser la plataforma si logran procesos limpios y de unidad que los impulsen a ganar más simpatías…

— — — — — — — — — —

En una entrega de la video-columna la cual por cierto vamos a seguir subiendo, señalamos que Carlos Marcelino Borruel Vaquera está siguiendo una ruta la mar de interesante, pues por un lado busca obligar al PAN a que se de una competencia de tres, para pelear él en contra de Maru y Madero, buscando ser el tercero en discordia y ver si le alcanza para ser el candidato bisagra. O incluso obtener de premio la candidatura a la alcaldía para suceder a Maru y hacer una carrera con reelección incluida rumbo al 2027.

Es decir, buscando ser candidato a gobernador se presentaría como “independiente” al interior del PAN, pues caminaría sin la bendición de Palacio, pero sin la animadversión del aldeano.

Pero hasta ahora Carlos y su familia están dejando muy claro que su objetivo de caza es Maru y que uno de sus aliados es Alfredo “El Caballo” Lozoya.

La incógnita para muchos es saber cual es el pacto de alianza entre el Caballo y los Borruel, pues muchos insisten en que el Caballo si se va a lanzar cueste lo que le cueste por la gubernatura y al hacerlo pudiera ser que el objetivo de Borruel sería buscar la alcaldía de Chihuahua y con esa acción romperle el voto a Maru en la capital. Amarrado además candidaturas para su hija Monica, la actual regidora que quiere ser diputada local.

Y sigue en el aire la idea de que Carlos podría ser candidato a la gubernatura pero por otro partido que no sea Movimiento Ciudadano, que es la marca que ya tiene comprada y en la bolsa el alcalde de Parral y por eso algunos voltean a ver al PRD.

Si Carlos abandonará al PAN, para irse a la marca amarilla, la teoría que señalan algunos es que su objetivo sería ser el candidato fajador y golpeador en contra de Maru, si es ella la candidata del PAN a la gubernatura, pero que si Maru no es la candidata, entonces él podría con todo gusto buscar la alcaldía en una alianza -candidatura común- entre Movimiento Ciudadano y el PRD.

Lo que hay que entender es que Carlos está convertido en un fiel de la balanza bastante interesante de seguir, con mutiles caminos en su futuro político y con su habilidad para mover el pandero, pues claro que llena de morbo el camino rumbo al 2021…

— — — — — — — — — —

Con esta entera regresamos a tundir teclas, poco a poco recuperamos la visión del ojo derecho, ya estamos controlando mejor la presión y eso nos permite volver a teclear con todas las ganas de mundo. Pero no vamos a dejar de subir los video-comentarios.

No nos podemos despedir sin antes agradecer a dos buenos amigos, a quienes bastó una llamada para que acudieran a dar ayuda a quienes en verdad lo necesitaban. ¡Muchas gracias! Cruz Pérez Cuéllar y Pavel Aguilar.

Y nos leemos mañana…