¿Cuáles ventajas tiene para tu bolsillo que rentes casa?

0
71

Actualmente, ante la incertidumbre laboral y financiera, alquilar un inmueble es más conveniente que comprar uno nuevo. La primera opción es una solución económica y flexible para los nuevos participantes del sector de la vivienda.

Otra ventaja es que permite acumular ahorros para, eventualmente, contratar una hipoteca y adquirir una casa o departamento propio.

Aunque alquilar es una opción que permite un menor gasto en vivienda, esta opción no es una fuente de riqueza ni rendimientos para sus inquilinos. Como sí lo es una vivienda propia.

Importancia de las finanzas personales

Ante este entorno ¿cuál es la estrategia de finanzas personales que se adapta mejor a un plan de vida?

En realidad, las opciones de vivienda tienen un alto impacto en el presupuesto y finanzas personales, ya sea en renta o hipoteca. Ambas son determinantes para un sinnúmero de decisiones del hogar, como en su canasta de consumo y productiva, que derivan de su ubicación, calidad de vida y costo de vivienda.

Al alquilar, las finanzas personales también se benefician de la siguiente manera:

  • Pagar una renta que se ajusta al presupuesto incentiva el ahorro
  • No representa un elevado gasto inicial
  • Es más barato que pagar una hipoteca
  • Facilita ahorros en gasto de transporte al vivir en zonas céntricas con servicios y lugar de trabajo cerca de la vivienda
  • El precio, al estar basado en la inflación, permite presupuestar de forma más simple y adecuada

Precios competitivos

Los valores de alquiler en México están muy correlacionados con la evolución de la inflación. Ya que, tradicionalmente, las rentas se ajustan a esta tasa cuando finaliza el plazo establecido en el contrato de arrendamiento.

Aunque los precios, a la alza o a la baja, dependen de este factor y del ciclo de cada plaza, actualmente hay costos competitivos. Hay colonias céntricas que brindan calidad de vida y se ubican en los alrededores de centros de empleo.

Por ejemplo, las zonas de Azcapotzalco, San Rafael, Anáhuac y Lindavista ofrecen departamentos en renta en menos de 15,000 pesos al mes.

Rentar o comprar

Para tener finanzas sanas, lo ideal es que el alquiler permitiría obtener liquidez y ahorro. Por lo tanto, rentar es una opción de presupuesto a corto plazo.

La valoración o costo de oportunidad entre rentar o comprar es muy diferente. Como ejemplo, ante la decisión de vacacionar o remodelar una habitación, quienes alquilan son más propensos a realizar la primera opción.

Por ejemplo, adquirir un departamento nuevo de segmento residencial en Nuevo Polanco a un precio de 3,304,000 de pesos. Esto representa una una hipoteca de 26,418 pesos al mes. Si comparamos este caso con el de un residente que paga una renta mensual de 10,000 pesos.

La compra requeriría de cuatro años y dos meses para acumular el enganche y contratar un crédito similar si ahorra la diferencia entre la hipoteca y su alquiler actual. Aunque si este residente obtiene un incremento del 20 por ciento a su ingreso, entonces solo le tomaría 3 años aproximadamente.

En cambio, si se renta, la mensualidad es de 10,000 pesos, lo cual es un ahorro considerable de efectivo.

Ventajas de alquilar

Habitar una casa o departamento en alquiler, ayuda a acumular experiencia en el segmento habitacional. Esto permite evaluar distintos aspectos como:

  • Hábitos residenciales
  • Ubicación óptima que se adapta mejor al estilo de vida y presupuesto
  • Comparación de costos
  • En caso de querer comprar en un futuro, ayuda a elegir con calma el mejor instrumento hipotecario

En suma, rentar es una fase del ciclo inmobiliario a partir de la cual se crea una experiencia que permite:

  • Mejorar la calidad de vida
  • Diseñar mejores finanzas del hogar
  • Evaluar si es conveniente adquirir una vivienda en una zona o ciudad