Crónica: El Gobernador se deslinda, los políticos solo hablan, los sicarios matan y el Ciudadano Tiembla

0
274

-No sabemos ni que estamos haciendo: Alejandro Gloria.
-No partidicemos el tema, pues luego no se logra nda: Gustavo de la Rosa.
– Padecemos un verdadero “estado fallido”: Marisela Saénz
– No bastan los discursos: Geo Bujanda.

Jhon Lebaron, uno de los integrantes de esa familia que hoy vive una tragedia que nos pega a todos, subió a sus redes sociales la información sobre el taque sufrido, y su texto empieza señalando, “me desperté en la mañana y no era una pesadilla”, mientras que en la ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en la mañanera pedía paciencia, para que las autoridades nos dijeran “la verdad oficial” y el gobernador Javier Corral solucionado su día a punta de twiters se deslindaba del asunto, muy seguramente mientras se preparaba para irse a jugar golf.

En el Congreso del Estado los diputados llegaron inquietos, todos hablaban de lo mismo de que era necesario hacer una manifestación pública y lanzar sendos posicionamientos, que al final, la verdad sea dicha, no sirven para maldita la cosa.

Pero se pusieron de acuerdo para dejar de lado los temas que tenían previstos para la sesión de hoy y abrieron la tribuna para que todos los que quisieran subieran a decir lo que su ronco pecho les dictara.

“Nos unimos a la pena que embarga a esa comunidad, pedimos por los niños que están lesionados… consideramos que es un momento de hacer un frente común para hacer un llamado de atención a los tres niveles de gobierno…”, leyó el presidente del Congreso René Frías Bencomo para darle la palabra a la diputada panista Patricia Jurado.

La diputada subió a la tribuna del Congreso, y en la parte central de su iniciativa de punto de acuerdo, pide que se haga un exhorto a las autoridades de Chihuahua, a la Fiscalía General del Estado, a las autoridades de Sonora y a las autoridades federales para que se investigue, aclare y se detenga a los culpables de masacrar a la familia Lebaron en una comunidad limítrofe entre los estados de Chihuahua y Sonora.

En la parte central del mensaje de la diputada señala de forma tajante: “Vemos con desánimo, cómo las acciones emprendidas para garantizar la protección del derecho a la vida, o bien el derecho a la seguridad, se ha convertido en un espejismo, dando un matiz de una simulación a través de buenas intenciones pero sin resultados tangibles”.

Y párrafos más adelante señala: “Es evidente el esfuerzo que se debe realizar en los tres niveles de gobierno, se debe mostrar el coraje y lucidez necesarios para encontrar las soluciones y establecer mecanismos eficientes que aporten respuestas frente a este clima de inseguridad que aqueja no solo al Estado de Chihuahua, sino que se encuentra presente en todo el territorio nacional”.

El punto de acuerdo presentado por la panista, casi es una exculpación de las autoridades de Chihuahua, pues de manera puntual estabelce:

“La Sexagésima Sexta Legislatura del H. Congreso del Estado, exhorta de manera respetuosa a toda autoridad, tanto Estatal como Federal en materia de seguridad pública y procuración de justicia, y que tenga jurisdicción sobre los hechos mencionados en el presente exhorto. A efecto, que de manera conjunta realicen una puntual investigación que lleve ante la justicia a los responsables de los lamentables hechos ocurridos este lunes cuatro de noviembre, en una brecha del poblado de Bavispe, en el Estado de Sonora”.

Pero en ese exhorto no señala una verdad conocida por todos, esos grupos se mueven con total impunidad de Sonora a Chihuahua de ida y de vuelta y a Sinaloa y también a Estados Unidos a donde van a llevar droga y a donde van a comprar armas.

Al terminar la diputada la lectura de su iniciativa, el presidente del Congreso Rene Frías preguntó si ese era un posicionamiento o un exhorto, lo cual derivo en una discusión en donde otros grupos señalaban que tenia que darse el posicionamiento de todos los grupos no firmar sobre las rodillas ese exhorto preparado por la bancada panista.

René Frías, explicó que en la junta previa, se habló de emitir posicionamientos y la diputada Patricia Jurado lo que presentó fue un exhorto, el cual fue votado y aprobado prácticamente por unanimidad.

¿De que sirve el exhorto? De nada, absolutamente de nada, pero fue votado y así los diputados sienten y hasta creen que nos hacen creer que ellos hicieron algo.

El segundo en subir a la tribuna fe Alejandro Gloria del PVEM, quien fue tajante al decir, “aquí no sabemos ni que estamos haciendo” y criticó el hecho de que las autoridades no tienen un plan, una estrategia establecida para saber que hacer cuando se presentan este tipo de casos.

Hizo un recuento de las victimas y tras ello presentó una iniciativa en donde señala que los hechos de ayer fueron escalofriantes e impactantes, “imágenes que se supondría es una película de terror en donde los protagonistas son madres y niños de una familia”.

“Esto ya sobrepasa el hartazgo y la desesperación de todos y cada uno de los chihuahuenses, quienes recuerdan el dolor de esa familia, que ya había sido victima, pero quien no tiene ese dolor actualmente”, Gloria dijo que los “ciudadanos solos no podemos”, ante la ola de violencia y dolor que azota nuestra entidad.

Señaló que solo en esta ciudad se registraron ocho asesinatos y otros más en Ciudad Juárez, lo que de suyo es la muestra de cómo las autoridades pierden la guerra contra el crimen.

“¿Cuántos miembros de su familia tendrían que morir para que se sumen a esta exigencia?”, preguntó Alejandro Gloria desde la tribuna del Congreso, dirigiendo su pregunta a gobernantes y a la clase política, quienes dijo están obligados a revertir la realidad nacional que hoy padecemos.

El acuerdo del diputado va en el sentido de hacer un llamado a las autoridades para que se hagan operativos conjuntos para que se fortalezcan las estrategias de seguridad, “y ya no queremos que nos den más atole con el dedo… ¡Ya basta que nos digan en la mañanera que nos esperáramos a ver que pasó!… ¡están matando niños!”, dijo visiblemente exaltado.

Alejandro Gloría llegó al extremo de señalar, “estoy pensando en pedirle desde esta tribuna a los grupos del crimen organizado que contraten gente con experiencia, profesionales que no maten niños”, exclamación hecha con un nivel de desesperación evidente en el diputado, quien antes de bajar de la tribuna dijo que ayer por la tarde se dio una reunión con el Gobernador del Estado y que tras esa reunión le resultó evidente que las autoridades no tienen ni idea de cómo actuar ante estos hechos.

“No tenemos la mínima conciencia de que hacer, estamos rebasados como instancia de gobierno, no hay armamento suficiente para combatirlos… no hay una instancia de gobierno que les ponga el alto, no hay circuitos de seguridad en el país… es increíble que hoy a la fecha todos los ordenes de gobierno se echen la culpa unos a otros, ¡chingao!, tenemos miedo de decir las cosas como son!”, dijo.

Tras él tomó la palabra el diputado priista Omar Bazán Flores, quien señaló que ya se había dicho todo, que era necesario que las autoridades actuaran y presentó la moción de orden de que el Congreso debió de empezar con un minuto de silencio en respeto a las victimas. Al respecto el presidente del Congreso René Frías, explicó que en la reunión previa se determino iniciar con los posicionamientos pues consideraron más urgente hacer la exigencia a las autoridades que guardar el minuto de silencio por las victimas mortales de este ataque.

Gustavo de la Rosa Hickerson diputado de Morena subió a la tribuna para señalar, “hemos entrado a una crisis grave, una muy similar a la que se enfrentó a los día posteriores de lo de Ayotzinapa, a lo que pasó en Ciudad Juárez en la tragedia de Salvarcar, jóvenes entonces, niños ahora y en Salvarcar a años de esos hechos, todavía no sabemos que sucedió”.

De la Rosa, dijo que la postura que deben de asumir como diputados, “primero, lo que no debemos de hacer es partidizar este suceso, pues siempre que los partidos tratamos de proteger a nuestro máximo poder no se logra nada”.

Hizo un paralelismo con la tragedia que pasó en Ayotzinapa, con los 43 estudiantes, de los que dijo todavía no se sabe a ciencia cierta que fue lo que pasó, “tenemos el derecho de saber la realidad”, dijo el diputado y lanzó la propuesta de solicitar la presencia del Gobernador del Estado Javier Corral Jurado y del propio Secretario de Seguridad Pública Nacional Alfonso Durazo, para que acudan a responder todas las preguntas que existen y que aclaren lo que realmente sucedió en esta tragedia.

El diputado de Morena, dijo que era necesario que las fuerzas políticas se reunieran con el Gobernador y con el delegado de Seguridad Pública Nacional, “eso es lo más importante, lo más prioritario, solo así las cosas funcionan”.

La diputada Marisela Sáenz, del PRI, subió a la tribuna y afirmó que hoy los asesinatos no asustan a la sociedad, “más bien indignan” y sostuvo que padecemos un verdadero “estado fallido”.

Puso la priista el dedo en la llaga al afirmar que la delincuencia no está siendo combatida. Se manifestó en contra del deslinde del gobernador, a quien exigió acciones concretas y de verdadero combate a los grupos del crimen organizado.

“Quieren que cambien las cosas en nuestro estado, pues ya saben a quien correr, por ineficientes y güevónes”, dijo refiriéndose sin duda al gobernador y a quienes están al frente de los cuerpos de seguridad.

Miguel Ángel Colunga de Morena, también subió y tras decir que se unían al dolor de las familias y de los lesionados, dijo que este crimen no debe de quedar impune y que se tenía que castigar a los culpables.

Colunga pidió que tanto César Agusto Peniche, Fisca General del Estado, Oscar Aparicio Avendaño, Comisionado de Seguridad Pública Estatal y el representante de la Secretaría Nacional de Seguridad, deberían de acudir a rendir cuentas ante los diputados quienes dijo permanecerían en reunión permanente para esperar que esos funcionarios acudieran a presentarse entre ellos.

Georgina Bujanda, la diputada del PAN, también utilizó el micrófono, y desde la tribuna recordó que el combate al crimen organizado es una atribución primigenia del Gobierno Federal, pero que también entendían que era responsabilidad del Gobierno del Estado, dar certeza a la seguridad de todos los habitantes de la entidad.

Bujanda dijo que no bastaban los discursos y el establecimiento de una mesa de dialogo, que se tenía que pensar en establecer un verdadero esquema de trabajo, en donde puedan surgir acciones, planes y programas para reducir los índices de violencia con resultados medibles y palpables.

“Necesitamos saber la estrategia de seguridad, nacional y estatal, pues nadie quiere estrategias fallidas, operativos que no funcionan queremos resultados”, dijo la diputada.

La panista fue firme al insistir que no bastan reuniones para ser informados, que era necesario exigir cuentas claras y dirimir las responsabilidades.

Los diputados hablaron, eso es lo que ellos hacen, en la mañana el Peje se fue muy contento, pues pidió calma y paciencia, Javier Corral de seguro andaba jugando golf, él piensa que no tiene vela en el entierro y por mientras en Chihuahua se vive una guerra, los grupos del crimen organizado son amos y señores de grandes extensiones, donde el “estado fallido” es una realidad absoluta.