Conoce a Dafne Almazán, la mexicana que a sus 17 años estudiará en Harvard

0
257

Dafne Almazán se convierte en la primera mexicana menor de edad en ingresar a Harvard.

Apenas esta semana la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunciaba que el ‘Programa Niños Talento’ llegaba a su fin porque científicamente no se podía comprobar si un niño era genio o no, por lo que se retiraron a partir de este 2019, las becas para los alumnos sobresalientes con carencias económicas en la Ciudad de México. Después, a través de un comunicado se retractaron, indicando que los apoyos seguían, y que el que se daba de baja era el Programa Integral para el Diagnóstico y Atención a la Sobredotación Intelectual (PIDASI).

Paradójicamente, Dafne Almazán se convirtió en la psicóloga más joven del mundo cuando contaba con 13 años y hoy, con 17 cumplidos, se convierte en la primera mexicana menor de edad en ingresar a Harvard,  también será la primera menor de 18 años en matricularse en dicha institución estadounidense.

Dafne es una de los casi un millón de niños y jóvenes superdotados que hay en México. La mexicana, que nunca pisó un salón de clases de una escuela convencional, porque la educación básica la hizo en línea, siguió el modelo de “aceleración radical”, el cual consiste en dejar aprender al niño sin ninguna limitación.

Ha impartido clases en el Centro de Atención a Talentos, fundado por su hermano Andrew Almazán, un lugar en donde atienden niños superdotados como ella a través de las matemáticas. Ella dice que “siempre se piensa que las matemáticas son difíciles, pero son algo que está en nuestras vidas y se necesitan estrategias para enseñarlas y que los niños se puedan interesar”.

Dafne piensa que las matemáticas son la base de la educación. (Foto: Protocolo Lyfestile)

Las actividades de Dafne, aunque no sean totalmente propias de lo que hacen los jóvenes de su edad, incluyen aprender a tocar piano, violín, guitarra, canto y teatro.

Además, estudia chino y practica taekwondo y kempo. Está interesada en desarrollarse para ayudar a niños que son mal diagnosticados con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) para que tengan un lugar en donde puedan ser educados como superdotados.