Congelan orden de aprehensión en contra de Romero Deschamps

0
608

Esta mañana, un juez federal congeló cualquier posible orden de aprehensión, a nivel federal o del fuero común, en contra de Romero Deschamps.

A mediados de enero, durante una de sus conferencias mañaneras, Andrés Manuel López Obrador sentenció que durante su sexenio no protegería a ningún dirigente sindical, así que solicitaría la información de todas las denuncias pendientes que había hasta ese momento en contra del líder del sindicato de Pemex, Carlos Romero Deschamps.

Casi de inmediato, Deschamps presentó una demanda de amparo para pedir que la suspensión de cualquier orden de aprehensión que pudiera llegar a existir en su contra, misma que fue negada por un juez. Pero ahora las cosas pintan mejor para el magnate sindicalista: esta mañana, un juez federal le otorgó la suspensión definitiva de cualquier posible orden de aprehensión en su contra, a nivel federal o del fuero común.

De acuerdo con Reforma, Aurelio Damián Magaña, juez primero de distrito con sede en Naucalpan, le concedió la protección luego de que el Fiscal Alejandro Gertz Manero y el Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya no le informaron si efectivamente existía esa orden de captura.

De acuerdo con Magaña, el artículo 142 de la Ley de Amparo le obliga a considerar como presuntamente existente la orden de aprehensión o cualquier acto reclamado cuando las autoridades no le rinden un informe previo para precisar esa información.

El titular de la FGR como los jueces de control de Almoloya fueron debidamente notificados de su requerimiento para rendir esa información y no respondieron.

“Se les tienen por presuntivamente ciertos los actos a éstas reclamados consistentes en: por cuanto hace a la primera: la emisión de la orden de aprehensión y del citatorio girados en contra del quejoso y por la diversa autoridad la ejecución de éstas”. 

Por el silencio del Fiscal y de dichos jueces, Damián Magaña desvirtuó los informes de la Policía Federal, la Agencia de Investigación Criminal, la Procuraduría capitalina y su Policía de Investigación, las cuales le informaron que no tenían conocimiento de una orden de captura contra el líder petrolero.