Con singular alegría cavan su propia tumba…

Excusa, no se equivocaron solo no sabían… Son dos Morenas, la consciente y la tóxica… Cabada regresó para la entrega-recepción… Mega escándalo en la Secretaría de Salud…

0
363

Excusa, no se equivocaron solo no sabían…
Son dos Morenas, la consciente y la tóxica…
Cabada regresó para la entrega-recepción…
Mega escándalo en la Secretaría de Salud…

Lo dicho, en la Secretaría Estatal de la Función Pública traen el santo de espaldas, para colmo de ellos ya se dieron cuenta que el tema de la improcedencia de 35 casos de los Expedientes X, se debe absolutamente a su estulticia, a su falta de atención, a que hicieron las cosas con las patas y ahora no saben como explicar que la regaron.

“No nos equivocamos, lo que pasa es que no sabíamos qué la Suprema Corte iba a cambiar de opinión”, tamaña excusa no se le puede creer ni a un infante de seis años explicando sus malas calificaciones.

Es un error de primaria, es decir, antes de iniciar cualquier denuncia, un abogado de medio pelo, es más, un “tinterillo” auxiliar de un despacho de medio pelo, lo primero que hace es averiguar cual es el marco legal sobre el que se debe de trabajar para plantear demandas o defensas.

Ellos no lo hicieron así, voltearon a ver las leyes, la estatal y la federal y dijeron, “nuestra ley está más fregona, tiene más castigos, es la que más nos conviene”.

Si usted conoce a alguno de los abogados que ayudaron en la integración de las denuncias administrativas en contra de César Duarte y los demás acusados en los Expedientes X, en la muy jodida Operación Justicia para Chihuahua, no los vaya a contratar ni para resolver un divorcio de mutuo acuerdo, capaz que hasta eso se les cae.

Me los imagino como el personaje aquel que interpreto el actor Damian Alcazar en la película “La Ley de Herodes”, cuando siendo alcalde le dicen que aplique lo que la Constitución manda y se pone a revisar lo que el dichoso libro encuadernado en piel decía y con singular alegría borra artículos, los corrige, los cambia y los interpreta a su beneficio, para fregar al pueblo  de San Pedro de los Saguaros.

Así me imagino yo a los de la Función Pública Estatal, elaborando las denuncias, y diciendo, “no mira, no le pongas lo que esa ley federal dice, está es más cabrona, con esta los chingamos más, es más, tú ponle de tu cosecha, al cabos pa eso somos el gobierno” y ahora con la cola entre las patas, salen y dicen, “no nos equivocamos, nada más no sabíamos”. De plano están para llorar.

Y es que con su metida de pata, con su estulticia, lo único que generan es que hechos presuntamente constitutivos de delito, queden sin castigo, no porque no existan las pruebas sobre esos presuntos actos, no, solo que no supieron como encuadrarlos en la ley y por eso no se puede aplicar la justicia. Es por eso que había quien decía que al final de cuenta la pendejes, es más destructiva que la corrupción…

— — — — — — — — — —

En Chihuahua estamos viendo un fenómeno político que casi pudiera ser comparado con circunstancias psicológicas que debe de observar uno a la hora de buscar pareja.

Mire usted, imagine que tiene dos opciones para escoger, frente suyo están dos personas, -no le digo si hombre o mujer, para respetar los gustos de cada quien-, pero ambas personas son morenas, con todo lo necesario para llamar su atención, -usted póngale el pelo, los ojos y demás atributos físicos que más le gusten- una de esas personas es sosegada, tranquila, sabe lo que quiere y lo que busca, entiende a la perfección que Roma no se construyó en un solo día y que hay mucho camino por delante para consolidar una relación de largo plazo.

La otra persona es alocada, no sabe que quiere, es tóxica, habla de pleitos, hace berrinches, pega de gritos sin sentido, exige que todos los demás piensen como ella y quién no lo hace, es atacada, señalada, insultada.

Digo, hay de gustos a gustos, pero cualquier persona en su sano juicio debería de optar por la primera opción, pues bien, eso mismo pasa en Morena, de un lado están los que entienden que sus derrotas tienen explicaciones muy sencillas, que van desde el hecho de que sus candidatos no hicieron campaña, pues esperaban que con la pura “sombra” de Andrés Manuel López Obrador les bastaba para ganar la contienda, otros simple y llanamente hicieron campaña pero se equivocaron de mensajes para una población harta del Peje.

Otros más fueron buenos candidatos, pero estaban equivocados de marca por todas las circunstancias que privan en la entidad. Y otros pocos, pues de plano no se explica uno como demonios fueron candidatos, si no tenían nada que ofrecer.

Pues bien, esos que entienden a la perfección los motivos de la derrota, también hablan de que de frente hay dos años y medio, para construir nuevas candidaturas, para plantear una ruta de trabajo y evitar los errores que cometieron en este 2021. Y que su principal tarea es constituirse en una opción real para el ciudadano.

Pero del otro lado están los que solo hablan de incendiar a la entidad, de abrir frentes de batalla, de encontrar pretextos para estresar aún más a la sociedad, que quieren mentarle la madre al ciudadano que no piensa como ellos.

En el colmo de las cosas, ver al diputado federal Ulises García Soto salir a medios y acusar a Martín Chaparro de traidor y casi, casi, asegurar que fue por su culpa que se perdió en la entidad, es cosa de locos, de dementes, es ver a uno que no tiene vergüenza, pues en Ciudad Juárez Morena ganó todo, alcaldía, sindicatura, incluso su candidato a gobernador ganó en Ciudad Juárez, no le alcanzó para ganar la entidad, pero ganó en esa ciudad, bueno, hasta Lilia Aguilar Gil, del P.T. la que no vive en esa frontera ganó su diputación federal, ganaron casi todas las diputaciones federales, casi todas las diputaciones locales, pero cosa curiosa, el distrito que defendía Ulises, lo perdieron y también perdieron el distrito local que está dentro del 4° Distrito Federal que perdió de forma estrepitosa el que llegó a diputado federal como suplente de Juan Carlos Loera de la Rosa.

La explicación es muy sencilla, entre peor campaña hicieron los que perdieron, más beligerantes se muestran ahora, si hubieran puesto ese mismo empeño en ganar su elección, a la mejor otro gallo les cantaba.

Pero en fin, hay dos Morenas en Chihuahua, una consciente y con ideas, la otra tóxica y llena de berrinches, ¿a ver cuál de las dos gana su guerra interna?…

— — — — — — — — — —

Armando Cabada, quien ya prácticamente es diputado federal por la vía pluri, regresó a la alcaldía de Juárez para encabezar todo el proceso de entrega recepción, claro, su objetivo es tratar de limpiar todo lo que se pueda y lo que no, pedirle a Cruz que lo ayude y le firme de recibido.

Ante ese hecho es que Cruz Pérez Cuellar deberá de aplicar todo el colmillo que ha logrado hacer crecer a lo largo de su carrera política, es decir, se entiende a la perfección que hoy esos dos son aliados, que durante la campaña Armando Cabada cumplió a cabalidad moviendo las pocas piezas que le quedan a favor del ex panista, pero a partir de la entrega-recepción, las obligaciones legales son de Cruz y eso lo debe de tener muy claro.

Firmar bajo protesta, ante notario, no dejar cheques en blanco, cuidarse de no asumir compromisos incumplibles o que de plano pudieran ser sentencias en su contra, es parte de la tarea que Cruz y los suyos deberán de poner en practica.

El secreto a voces en la fronteriza es que Cabada tiene toneladas de muertos en los closet, que hay un batidero enorme en el municipio y por más que Loera le haga lo llorona a Cruz, bien valdría que algún amigo del alcalde electo le recuerde la vieja canción aquella que cantaba “El Grupo Amor” que decía: “oh Juárez no hay que perdonar, a Maximiliano manda fusilar, aunque Carlota lo implore…”.

Y es que aunque Cabada lo implore con lagrimas en los ojos, Cruz deberá de ser sumamente cuidadoso con lo que firme, pues de eso pudiera estar dependiendo su futuro político…

— — — — — — — — — —

En la Secretaría de Salud estatal, las cosas están por reventar con un mega escándalo que muchos afirman dará para que se inicien procesos legales en contra de más de cinco.

Las fuentes jirigrillentas hablan de que en los últimos dos lotes de medicamento que se compró, con una inversión millonaria de varios cientos de millones de pesos, que lograron exprimirle a las muy quebradas finanzas estatales, más de la mitad de esos medicamentos eran caducos y ya es necesario botarlos al bote de la basura.

“Fue un asqueroso robo, de lo más repugnante, el sistema de salud estatal está en quiebra, los hospitales sin medicamentos y estos marranos se ensuciaron en lo más limpio, es un fraude enorme, están afectando la salud de los chihuahuenses y ellos lo saben a la perfección, son unos desgraciados”, nos comenta la fuente femenina que da cuenta de la situación que hoy priva en el Ichisal.

Hablan pues de medicamento caduco, de medicamento que así llegó, pero que si se lo pagaron al proveedor, “mientras que hay otros proveedores que si traían el medicamento bien, pero a esos no les compraron, es más, ni les han dado un abono de lo que les deben, pero fueron por el negocio, comprando lo que sabían que ya no servía”. Agregan los amigos a los que se les pregunta sobre el tema.

Así que si a usted le gusta hacer quínelas sobre quienes pueden ser los primeros grandes perseguidos en el próximo sexenio, no batalle y apunte el nombre de Lalo Fernández, pues las versiones en su contra son enormes y hablan de cosas que ni Pedro Hernández, el secretario de salud de César Duarte se atrevió a hacer, ¡cómo estarán las cosas!…