Cómo se clasificaban los prisioneros en un campo de concentración nazi

0
107

El Holocausto fue una de las herramientas más efectivas de muerte en la Segunda Guerra Mundial que implicó una gran organización y sistema de clasificación de los presos.

Los campos de concentración son una parte central para el desarrollo de la Segunda Guerra y sus horrores, además de ejercer las políticas antisemitas que caracterizaron el régimen del Tercer Reich y el nazismo.

Auschwitz fue el campo de concentración más importante y en el que miles de personas perdieron la vida —se estima que allí murieron 1.1 millones de personas— y fueron sujetos a trabajos forzados, condiciones de vida deplorables y tortuosos experimentos. Cómo se clasificaban los prisioneros en un campo de concentración nazi 1

Foto: Wikimedia Commons.

El sitio, que comprendería de tres campos, fue creado en 1940 por Heinrich Himmler, quien probó ser un gran administrador y una mente macabra que idearía gestionar la llegada de cientos de personas a los campos de concentración.

La mayoría de las víctimas del Holocausto llegaban a este campo de concentración a bordo de trenes sin alimento y agua. Una vez eran desalojados de los vagones, se separaban en líneas de hombres y mujeres dando comienzo al proceso de selección que según los reportes podía durar tan sólo media hora. Cómo se clasificaban los prisioneros en un campo de concentración nazi 2Foto: Wikimedia Commons.

A la cámara de gas

Dicho proceso era llevado a cabo por los doctores del campo y existían dos criterios: aquellos condenados a la muerte y los condenados a trabajo forzado o experimentación. Por lo general las mujeres con niños, así como los más viejos eran enviados directamente a las cámaras de gas, mientras que aquellos que superaban los 14 años o lucían en forma para el trabajo eran enviados a las barracas. Cómo se clasificaban los prisioneros en un campo de concentración nazi 3Image caption

Aquellos destinados a la muerte marchaban hasta las cámaras de gas (algunas en niveles subterráneos) y para evitar el pánico, les hacían creer que estaban a punto de recibir una ducha, incluso en el interior existían tuberías propias de una regadera, no obstante, la realidad es que eran encerrados y se liberaba Zyklon B, un pesticida a base de cianuro que en un lapso corto de tiempo acababa con toda existencia de vida. Posteriormente los cuerpos eran revisados y cualquier tipo de joya oculta, incluidas muelas de oro, eran extraídas antes de que los cuerpos se cremaran.

Trabajos forzados

Por otro lado, aquellos que eran seleccionados por el trabajo eran enviados a otro edificio. Allí eran desvestidos, marcados con un número de registro, rapados, bañados y se les otorgaban las pijamas rayadas que marcaron la historia. Cómo se clasificaban los prisioneros en un campo de concentración nazi 4

Foto: Wikimedia Commons.

Posteriormente eran enviados a las barracas, las cuales anteriormente habían sido establos y no estaban acondicionadas para albergar a tantas personas o proveer del refugio adecuado, en particular durante los meses de frío. Del mismo modo, no existían las condiciones sanitarias adecuadas, el acceso a una ducha era prácticamente inexistente, aunque de acuerdo con el reporte de The Holocaust Explained, algunos prisioneros pretendían llevar a cabo su rutina de higiene en un intento de que su espíritu y esperanzas no fueran corrompidas por sus opresores.

Para ellos cada mañana empezaba con un conteo, por lo general realizado por los llamados kapos durante las horas del proceso todos los prisioneros debían mantenerse de pie y erguidos, sin importar las condiciones climáticas o su cansancio. Del mismo modo, aquellos que eran incapaces de ponerse de pie o se rebelaban solían ser castigados con la muerte. Cómo se clasificaban los prisioneros en un campo de concentración nazi 5Foto: Wikimedia Commons.

Los kapos eran unos presos que trabajaban como supervisores en los campos. Éstos eran designados con base en su historial criminal, por lo que los primeros kapos solían ser criminales. Con el paso del tiempo los presos políticos también serían elegidos como kapos, pues probaban ser mucho más efectivos para organizar al resto de los prisioneros. Por otro lado, existía una división encargada exclusivamente de revisar las pertenencias que los judíos dejaban atrás llamada Kanada Kommando. Del mismo modo, los hombres más fuertes eran seleccionados para fungir en la sonderkommando, es decir, la unidad de los crematorios, en los que se encargaban de cargar los cuerpos hacia los hornos.

El destino de la mayoría de los prisioneros solía ser el mismo sin importar el proceso de selección. La muerte los alcanzaba de la mano de los terribles experimentos pseudocientíficos o las condiciones deplorables que propagaban enfermedades, además de la muerte por cansancio o inanición.