Clausuran e imponen multa ridícula el Monumental tras concierto de Nodal

166

Por exceder el aforo y permanecer abiertos fuera del horario permitido Gobernación Municipal ordenó la clausura del estadio Monumental de beisbol tras el concierto de Cristian Nodal, las autoridades municipales impusieron una multa ridícula de apenas 28 mil 866 pesos.

El estadio Monumental Chihuahua señala su ficha de construcción que tiene una capacidad máxima de 14 mil 500 personas, utilizando las gradas y demás espacios disponibles para sillería.

Pero el permiso del concierto del pasado sábado señaló una capacidad máxima de 10 mil 850 asistentes, según el detalle de la taquilla el sábado ingresaron al inmueble con boleto pagado un total de 14 mil 350 personas, es decir un sobrecupo de 3 mil 500 personas.

Tomando en cuenta los precios del evento, si esas 3 mil 500 personas hubieran comprado un boleto de los más baratos cada uno de ellos, eso significaría un sobre ingreso de un millón 330 mil pesos para los organizadores del evento.

Pero según detallan fuentes cercanas a los organizadores fueron cerca de dos mil personas que adquirieron boletos de “cancha” que en un principio no estaban considerados para su venta, los cuales tenían un precio de mil 200 pesos boleto, de tal forma que solo en ingresos de “cancha”, los empresarios lograron una sobreventa del orden de los dos millones 400 mil pesos, más 570 mil pesos de venta de boletos “extras” para la zona de gradas. De tal forma que el sobrecupo les significó un ingreso extra cercano a los 3 millones de pesos.

De igual forma el horario del evento se programó de 9 de la noche a las 2 a.m. pero el concierto finalizó pasadas las 3:30 a.m.

Esto se debió a que el cantante tardó más de cinco horas en salir al escenario y según la fuente consultada, esto fue por el alto consumo de bebidas embriagantes que se estaba dando en el inmueble, por lo cual se determinó seguir con la venta de cerveza el mayor tiempo posible.

No hay información concreta sobre la cantidad de cerveza que se vendió en ese concierto, lo mismo que botellas de distintos licores que se vendían a dos mi 200 pesos el servicio.