Atienden policías municipales cerca de 700 reportes por fiestas ruidosas durante el fin de semana

0
361
  • Participaron adicionalmente 4 células integradas por agentes municipales, inspectores de Gobernación y personal de SEDENA

Agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal efectuaron recorridos por distintos puntos de la ciudad para detectar e interrumpir reuniones familiares o fiestas con exceso de ruido, con motivo de la contingencia sanitaria implementada por la presencia del coronavirus y para garantizar el derecho a la tranquilidad de la comunidad.

El operativo se realizó durante los días viernes y sábado, con participación de inspectores de la Subdirección de Gobernación y la SEDENA, y se dio en forma adicional a la atención que brindan los elementos durante los patrullajes ordinarios, ya que en ambos días se reportaron cerca de 700 llamadas por molestias de ruido en exceso y reuniones al 9-1-1.

Se conformaron cuatro células que recorrieron la mayoría de las colonias y sectores residenciales de la ciudad, cuyos integrantes detectaron 72 reuniones, algunas de tipo familiar, y donde se les dio la recomendación de interrumpirlas. En el caso de presencia de gente ajena al domicilio, los elementos de seguridad pedían retirarse a sus respectivas viviendas.

En casi la totalidad de las reuniones participaba únicamente la familia e incluso otras solamente escuchaban música a alto volumen y aun cuando la mayoría de las personas accedió a las recomendaciones del personal, hubo necesidad de levantar 11 actas por parte del personal de Gobernación Municipal, ante la reincidencia.

El operativo donde se contó con presencia de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, fue coordinado por la Subdirección Táctica de la Dirección de Seguridad Pública y estuvo supervisado por Cesar Komaba, titular de la Subdirección de Gobernación, con varios inspectores a su cargo para aplicar sanciones.