Aquellos audios de Univisión: “¿50,000 dólares por entrevista con el director Emilio Lozoya?”

0
497

Un grupo de unos 40 inversionistas norteamericanos de Oro Negro presentó en la primera semana de octubre de 2019 pruebas en contra del Gobierno de México en un tribunal internacional de arbitramento con sede en Canadá. Alegaron que se incumplieron normas del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica y de Naciones Unidas por parte de Petróleos Mexicanos sobre un contrato operado en tiempos de Emilio Lozoya Austin.

Una investigación de Univisión, realizada por los periodistas Peniley Ramírez y Gerardo Reyes, y publicada el 15 de octubre de 2019, reveló que una de las razones por las que Oro Negro perdió su negocio en México fue por no ajustarse a las peticiones de dinero que hizo Pemex. Así se escucha en los audios obtenidos por detectives de investigación en una charla con José Carlos Pacheco, entonces directivo de Pemex, quien afirma que sólo para tener cita con Lozoya Austin –hoy detenido en México– él o los solicitantes tenían que pagar entre 50 mil y 100 mil dólares.

Dos detectives privados contratados por la empresa de plataformas de perforación Oro Negro querían saber la razón por la que la petrolera oficial de México Pemex habría llevado a la quiebra a la firma tras la cancelación de cinco contratos millonarios.

¿Incompetencia?, ¿favoritismo?, ¿represalia por la arrogancia de algunos de sus socios?

Una grabadora escondida captó la explicación que dio José Carlos Pacheco, veterano directivo de Pemex, a detectives de la firma de investigaciones Black Cube, según audios obtenidos por Univision Investiga.

–Yo creo que más bien más que por orgullo es por el tema económico.

–¿Qué no tenían para pagarle a alguien?, pregunta la detective.

–Sí, claro.

–Pero para pagar coima, ¿no tenían plata?, pregunta la persona de Black Cube.

–Pacheco: No tenían plata.

–Detective: ¿Pero pierden la empresa por no pagar coima?

–Pacheco: Pues ese es el problema. Ese es el principal problema.

Esta conversación ocurrió en Ciudad de México el 23 de octubre de 2017, según las transcripciones aportadas a un tribunal internacional. Es solo una de casi 26 horas de grabaciones con las que Oro Negro pretende demostrar que empresarios mexicanos y extranjeros se confabularon con Pemex para quebrar a la compañía de alquiler de plataformas marinas pagando sobornos a funcionarios de la entidad oficial.

Las conversaciones grabadas ocurrieron entre septiembre y noviembre de 2017 en Ciudad de México, Londres y Nueva York, según una tabla de los funcionarios grabados, entregada al tribunal y obtenida por Univision. Fueron hechas por Black Cube, una compañía de espionaje con sede en Londres, contratada por los accionistas estadounidenses de Oro Negro.

Los audios permiten asomarse a una cultura de corrupción al interior del Gobierno de México. En ciertos casos, los directivos de Pemex responden espontáneamente y ofrecen información no solicitada, pero en otros diálogos los investigadores de Black Cube no ocultan su ansiedad por poner en boca de los funcionarios mexicanos lo que ellos quieren oír.

En las grabaciones se escucha a ex funcionarios de Pemex explicando cómo funciona el mecanismo de los sobornos dentro de la compañía y la forma como los funcionarios beneficiados ocultan el rastro de los pagos.

A la pregunta de uno de los detectives sobre el método para limpiar los sobornos, Pacheco explica:

“Hay algunos que se arriesgan a tomar en efectivo, y otros que a través de diferentes empresas lo van permeando”.

“El funcionario agrega: “O sea, muchas de las ocasiones lo que sucede es que te dicen, bueno, pues en este contrato a lo mejor va el 15 por ciento, el 10 por ciento, el dos por ciento… dependiendo de los montos, ¿no? Y entonces lo que existe por otro lado son empresas de consultoría o empresas que prestan servicios a la otra compañía y ahí te van facturando”.

El ex Presidente Enrique Peña Nieto estaría implicado en la trama de sobornos que implicó la compra, por parte de Pemex, de una planta de fertilizantes. Foto: Presidencia.

De acuerdo con la misma grabación del 23 de octubre de 2017, Pacheco explica que un funcionario llamado Froylán era “el mastermind de las finanzas externas’’ del entonces director de Pemex, Emilio Lozoya. Según la demanda, se refiere a Froylán Gracia Galicia, quien fue coordinador de la dirección general de Pemex de 2012 a 2016. Gracia no respondió mensajes de Univision.

“Entonces él [Froylán] por ejemplo llegaba una compañía y le decía: ¿Pues quieres hablar con el director? 50 mil dólares, 100 mil dólares… Nada más para conseguir la cita”, explicó Pacheco.

Según el funcionario, una compañía china se quejó de la práctica.

El espía le preguntó si alguna compañía pagaba esas cantidades, a lo que Pacheco asintió.

“¿50 mil dólares por una entrevista con el director?”, insistió el detective.

“Sí”, respondió Pacheco antes de explicar el caso de una empresa que lo hizo y ganó un contrato.

“Froylán era el que le hacía las tareas a Emilio. Él recibió los millones de dólares… Y él cobraba las citas”, dijo luego Pacheco.

El ahora ex Presidente Peña Nieto y Emilio Lozoya Austin, entonces director general de Pemex, durante un recorrido por la Cumbre Mundial de la Energía del Futuro en 2016. Foto: Presidencia, Cuartoscuro

CONTRATOS “PLATICADOS”

Otro ejemplo citado por Pacheco tiene que ver con la dependencia Aguas Someras de Pemex. Según él, ningún contrato era aprobado si el interesado “no hubiera platicado” con el hijo del operador de esa dependencia. Aguas Someras era dirigida en el momento del que habla la conversación por Ricardo Villegas. Él no respondió mensajes de Univision.

Los demandantes señalan que mientras Pemex les hacía la vida imposible, los funcionarios de la empresa oficial favorecieron a las firmas Seamex, Seadrill y Fintech, que competían en el alquiler de las perforadoras marinas. Como respaldo a ese argumento, Oro Negro presentó una grabación secreta con Gustavo Escobar Carré, quien trabajó en Pemex entre 20013 y 2016, y era el Jefe de Procura.

Las conversaciones grabadas por Black Cube se hicieron en sitios públicos, generalmente en restaurantes de Ciudad de México, entre conversaciones de vinos y chistes de cajón de los detectives con los funcionarios de Pemex.

Las voces de los detectives parecen distorsionadas, pero es evidente que se trata de suramericanos. Black Cube, fundada en 2012, está compuesta en su mayoría por ex miembros de los servicios de inteligencia de Israel.

La firma de abogados que representa a Oro Negro sostuvo en el memorial de pruebas que no se violaron normas al obtener secretamente las voces de los funcionarios, por cuanto México es un país en el que no se requiere el consentimiento de una persona para ser grabada.