AMLO Presidente…

Contundentes los resultados para AMLO... Y en lo local, como pintan las cosas...

0
588
  • Contundentes los resultados para AMLO…
  • Y en lo local, como pintan las cosas…

Loa resultados electorales son mucho más que contundentes en lo que se refiere a la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador es el ganador, el pinchi peje se llevó la elección de punta a punta, se acabó la discusión de si las encuestas estaban truqueadas o si eran puros bots que no votaban, el rugido silencioso se dio a nivel nacional, la guerra sucia, los ataques, los pleitos entre amigos se deben de acabar hoy y a partir de mañana, abrir la puerta para generar los espacios suficientes para que los ciudadanos sigamos participando de forma activa en la vida política del país.

No, no es mero discurso oficioso, es la realidad bajo la que tendremos que vivir los ciudadanos quienes hoy debemos de asumir la mayoría de edad y convertirnos en lo que debíamos de ser siempre: ampliamente críticos del gobierno y altamente participativos, para que los cambios que antes nos madrugaron y nos jodieron, no se vuelvan a dar en discusiones y negociaciones en lo obscurito.

Vale la pena señalar la madurez del mensaje de Pepe Toño Meade, centrado, reconociendo la derrota, pero no solo reconociendo que “las tendencias no le son favorables”, lo dijo claro a más no poder, “ganó Andrés Manuel López Obrador” y eso ya no deja lugar a discusiones tontas ni nada por el estilo.

Ricardo Anaya tardo más en salir, pero lo hizo de forma contundente con una altura que le desconocíamos al panista, claro que aprovechó para volver a golpear al gobierno despeñado señalando que él fue perseguido por la PGR, pero tiende la mano al candidato ganador y le dice que serán una oposición firme pero con la mano extendida.

Es de agradecer a los candidatos presidenciales que asumieron su derrota, Pepe Toño y Ricardito, dieron muestra de altura, evitaron la especulación y no dieron oportunidad a que el “tigre” o “el diablo” se despertaran. Incluso se les puede señalar que gracias a esa postura democrática de aceptar de inmediato el resultado que vomitaron las urnas le dio fortaleza al peso frente al dólar pues el proceso fue en “paz” en términos generales y al no haber espacio para un pleito postelectoral le da fuerza a las instituciones del país.

Ahora vienen los conteos en las gubernaturas y como quedan los espacios en el Congreso de la Unión, vendrá el conteo de votos, los resultados oficiales y el proceso de entrega-recepción, para ver si en ese espacio de tiempo se logra la reconciliación nacional y la de muchas familias, las de muchos amigos…

—————-

En lo local el gran derrotado vuelve a ser el PRI y por contradictorio que parezca, los que tendrán que entrar a un proceso de revisión interna son los de MORENA, quienes tienen que empezar a pensar en su futuro electoral a dos años y medio, pues sus derrotas en lo local son por sus divisiones internas y su incapacidad total de trabajar de forma ordenada. Y en el PAN muchos hablan con gran conocimiento de causa, que tendrán que hacer un ejercicio interno y externo para acabar con sus venganzas internas y un proceso de desquebrajamiento que se empieza a manifestar para los ojos conocedores de como están sus hervores internos.

Tras el cierre de las casillas los primeros que salieron a dar cante de victoria fueron los panistas, con una conferencia de prensa en donde aseguró Arturo García Portillo tenían ellos fácil un 3-1 en los resultados y que habían ganado todo en la capital.

MORENA fueron los segundos en salir, solo para festejar el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, pero sin dar información sobre los demás puestos en elección. Los de la franquicia electoral de la Dale, solo callaban, no daban información ni por wats, son ellos culpables de su situación, se equivocaron en todo, en la lectura del país para definir candidato a la presidencia, en no hacer los deslindes necesarios con su pasado inmediato, pensaron ellos que a los chihuahuenses ya se nos había olvidado el gran robo. “Duarte ya no está en la calle”, decían y se repetían todo el día como jaculatoria los candidatos de lo que no hace mucho era un partido invencible, una dictadura perfecta y ahora está en su mínima expresión.

En las diputaciones federales el chisme era que solo ganaron una, la de Adriana Fuentes en Juárez, pero a la hora de esta entrega, no había nadie que confirmara o negara esa situación, pero daban por perdidas las diputaciones federales del 9 en Hidalgo del Parral, con Chela Ortiz, la del 6 en Cuauhtémoc con Neil Martín Pérez Campos y el octavo de Chihuahua con Minerva Castillo, que eran las que en el PRI señalaban como “ganables”, lo mismo que la diputación por el tercero en Juárez, con Lilia Merodio y las que no gane el PAN, serán de MORENA, señalaban los que saben de números.

En lo que respecta en la contienda por el senado, los panistas cantaron el triunfo para la pareja formada por Gustavo “El Mamón” Madero y Rocío “Lady Moches” Reza y el tsunami AMLO se lleva al senado a la maestra Caraveo, aventando al “Flaco” Reyes Baeza y a “Lady CTM” al tercer lugar, lo que de suyo es un golpe durísimo contra el exgobernador. Aunque ese resultado estaba bailando en una tablita, y a las 11 de la noche todavía había quienes decían que cabía la posibilidad de una voltereta final y que “El Flaco” se colocará en el segundo lugar, pero Juárez lo tenía clavado, aunque tampoco en Chihuahua capital los números le eran favorables.

Las alcaldías son otro show, imposible dar una lectura de las 67, pero en Juárez tanto Armando “El Mandis” Cabada y Javier González Mocken cantaron triunfo, en lo que era una carrera parejera nariz con nariz, pero se entendía que si los candidatos de la alianza “Juntos Haremos Historia” ganaron las diputaciones federales y ganaron las locales, era muy entendible que González Mocken hubiera ganado la alcaldía. Aunque claro Cabada y los suyos se negaban a que existiera esa posibilidad. Ya este lunes por la tarde se sabrá la verdad verdadera.

En Chihuahua el cante de triunfo del PAN dejó algunas dudas en los porcentajes, los resultados fluían muy lentos, Maru y los suyos al salir primero marcaron la tendencia en los comentarios, Martín Chaparro, en una conferencia de prensa “totalmente” MORENA, dio por aceptada la derrota en la capital del Estado, lo que algunos catalogaron de ser un error, pues no dio oportunidad a tener todas las actas contabilizadas para cuando ya estaba en medio del llanto de felicidad entregando la plaza. A él solo le importaba la elección del Peje y hasta se puede decir que parecía le alegraba hubieran perdido los candidatos que “no son suyos”, lo que abrió de nuevo esas heridas que nunca pudo curar a lo largo de la campaña.

En Parral la mantenía el Caballo Lozoya y Cuauhtémoc se pinta MORENA y lo pierde el PAN.

En lo que se refiera a las diputaciones locales, Juárez es para MORENA y Chihuahua para el PAN, el noroeste para MORENA y la región centro para el PAN, mientras que Parral al momento de esta entrega parecía se pintaba azul, de esta forma el PRI solo contabilizaba como ganado el distrito 22 de Guachochi para su candidato Chuy Velázquez y nada más.

Ya muy tarde, los de la Dale enviaron un escueto comunicado en donde señalan de forma medrosa, que tenían una tendencia de triunfo en tres distritos locales y marcaban el 01 de Nuevo Casas Grandes, con Nieves Aurora Maloof Arzola, el 13 de Guerrero, Jean Enrique Méndez González y el 22 de Guachochi, con Jesús Velázquez Rodríguez.

Señalaban además que tenían “tendencia” no certeza en dos distritos federales: 07 de Cuauhtémoc, candidato Neil Pérez Campos y el 09 de H. del Parral, candidata Graciela Ortiz González.

Pero, neta, ni ellos se la creían y era muy notorio que el gerentito gandalla no daba ni medio peso por la candidatura al senado. Lo que de suyo habla de como siguen las cosas al interior de lo que hoy ya ni a franquicia electoral llega y a la que podemos bautizar de mera expresión electoral.

Lo más notorio al momento de buscar resultados e información para esta entrega, era que los de la Dale estaban escondidos, el Comité Municipal estaba cerrado y ni uno solo de los candidatos a diputados hablaba.

Los partidos que al parecer no alcanzan para mantener representación en el Congreso del Estado eran el PRD, el PT y Movimiento Ciudadano, mientras que los que parecía si alcanzaban eran PES, Verde y PANAL.

El ejercicio de especuleria pura era que MORENA y el PAN, podrían ser las dos “grandes minorías”, con hasta 11 o 12 diputados cada una de esas bancadas, pero que de suyo, eso sería que el PAN pierde la mayoría y el control del Congreso.

Que el PRI podría quedarse en su mínima expresión de solo dos o tres diputados, es decir uno ganado en calle y como es hombre, la primera mujer de la lista plurinuminal y el tercer diputado el candidato con mejor diferencia de votos, o dicho de otra forma el candidato perdedor con más votos. Y el PES, Verde y PANAL con dos diputados cada uno de ellos.

El panorama pues es bastante atípico.