Acuerdan Coepi y pueblo Warijó identificar territorio ancestral de cada comunidad para la creación de un mapa cultural

0
569

Participan en reunión de trabajo efectuada en el municipio de Chínipas, más de 150 personas de 12 localidades de la zona; buscan fortalecer su gobernanza y autonomía.

Registra COEPI las necesidades más sentidas de las comunidades, para canalizarlas a las instituciones correspondientes.

En un diálogo directo con el pueblo Warijó del Estado de Chihuahua y a fin de dar seguimiento a lo acordado en pasadas asambleas, un equipo de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (Coepi), encabezado por su titular María Teresa Guerrero Olivares, efectuó una reunión de trabajo con habitantes de las comunidades indígenas de los municipios de Chínipas y Uruachi.

La titular de Coepi, expresó la voluntad y obligatoriedad del Gobierno del Estado, de velar por los intereses y derechos humanos del pueblo Warijó, de acuerdo a su propia visión de desarrollo y reiteró que una de las piedras angulares de estas reuniones, es tomar registro de las necesidades más sentidas de las comunidades, mismas que la Coepi canaliza a las instituciones correspondientes, a fin de que sean cubiertas en beneficio de sus habitantes.

Como parte de los acuerdos a que llegaron las autoridades tradicionales de cada localidad, con las y los representantes de COEPI y demás asistentes, destaca la colaboración conjunta para demarcar los principales caminos, arroyos y elementos culturales de su pueblo, con el objetivo de identificar el territorio ancestral de cada comunidad, y elaborar el mapa cultural Warijó, que busca fortalecer su gobernanza y autonomía.

Otro de los temas que se abordaron fue el de los programas de Gobierno del Estado que incentiven la creación de proyectos productivos, fomentan el crecimiento de la seguridad económica de las localidades, y generen empleos socialmente responsables que contribuyan a la reconstrucción del tejido social.

La Casa Cultural Warijó de la localidad de Loreto, Chínipas, fue el lugar a donde acudieron más de 150 personas y 12 autoridades tradicionales de los poblados de la zona: El Majoy, Los Alamillos, Los Bitachis, Triguito de Canela, Guadalupe Victoria, Santa Ana y Loreto, del municipio antes mencionado; así como Arechuyvo, La Ranchería, Mocorichi, Pacayvo, y San Ignacio, del municipio de Uruachi.

Al igual que en ocasiones anteriores, el evento comenzó con el habitual saludo a la cruz, una tradición de la comunidad indígena que consiste en persignarse ante ella desde los cuatro puntos cardinales y saludar a todas las personas que atienden la ceremonia. Posteriormente, se realizó la presentación de las y los participantes, y se dio paso a las actividades de trabajo comunitario.

Belén Talla, promotor cultural de la localidad, agradeció la presencia del personal de la institución, y destacó la importancia de mantenerse unidos, de comprometerse y prestar atención a las reuniones que periódicamente organiza la Coepi.  “Como comunidad, como pueblo originario Warijó, la unidad es nuestra fortaleza. Tenemos que pensar como un solo grupo que respete la opinión de toda la gente y que no permita que nuestra cultura desaparezca”, puntualizó.

El evento finalizó con la presentación de música y danza tradicional, elementos  que configuran las bases culturales de este pueblo originario.