¡A sembrar bromelias epifitas! Estas plantas mitigan el cambio climático

0
822

Un grupo de científicos desarrolla modelos de predicción de los efectos que sobre los ecosistemas tiene el cambio climático, a partir de un indicador biológico: las bromelias epifitas, plantas que viven sobre los árboles y carecen de raíces absorbentes, obtienen agua y nutrientes, a través de estructuras en sus hojas.

 

Entre las epífitas más conocidas se pueden mencionar el heno, helechos, copete de la piña, orquídeas, musgos. Epífita significa “planta que crece encima de otras plantas” y bromelias se refiere a que son epífitas que pertenecen a la familia Bromeliaceae.

 

bromelias epifitas mitigan el cambio climatico 1

Foto: Verde Periódico

Estas plantas no son parásitas como muchas veces se piensa, pues no se alimentan de la savia del árbol, si no que lo utilizan como sostén.

Esta familia de plantas se distribuye en el continente americano desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina y Chile, con una especie en el oeste de África. En México, las bromelias epífitas se ubican principalmente en el sur del país, y son objeto de estudio de especialistas del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY).

 

bromelias epifitas mitigan el cambio climatico 2

Foto: YouTube

Casandra Reyes García, investigadora de la Unidad de Recursos Naturales de ese centro y líder de este proyecto, destaca la importancia de este trabajo en la península de Yucatán, pues dijo que es una región en la que se han hecho proyecciones relacionadas con el impacto del cambio climático.

 

Años de respaldo

Con más 10 años de investigación en los que han registrado el comportamiento de 15 especies de bromelias, ubican a estas plantas como un componente vital para los ecosistemas.

 

Además, las analizan como un indicador de los cambios climáticos en la Península de Yucatán, lo que en un mediano o largo plazo permitirá generar planes de mitigación ante estos efectos.

La investigadora argumentó que esto es posible por las características fisiológicas, ya que son muy sensibles a los cambios de clima.