11 bandas que se odian pero siguen tocando juntas

0
65

Una banda es como un matrimonio. Debe haber armonía, cariño, respeto y en especial, comunicación. De lo contrario todo termina por arruinarse de la peor manera, es decir, en divorcio… o la separación de buenos músicos. En definitiva esa es la mejor de las decisiones cuando la situación se torna peligrosa e incómoda.

Sin embargo, aún existen bandas que prefieren mantenerse unidas hasta el final —o el mayor tiempo posible— por dinero, mero compromiso, nostalgia o por contrato. Conoce a estas 11 bandas que, a pesar de su odio mutuo (o algo muy cercano), siguen tocando juntos…ºº

Pixies

En los noventa en pleno apogeo del grunge, U2 invitó a una banda un tanto desconocida a abrir su gira mundial. Eran los Pixies, una banda que en el escenario se complementaba como ninguna otra, pero una vez que terminaban los shows parecía que no se conocían entre sí. Cada uno se iba por su lado, trabajaban en sus propias cosas y no se hablaban hasta la siguiente presentación. En 2013 Kim Deal, la bajista abandonó la banda que, a pesar de los años, seguía sin complementarse.

The Rolling Stones

El hecho de ser la banda más importante de todos los tiempos (en activo), Keith Richards y Mick Jagger no pueden estar en el mismo espacio por mucho tiempo. Luego de ser mejores amigos, su relación se tornó incómoda y hasta nefasta por lo que decidieron tomar rumbos separados a pesar de la insistencia de Charlie Watts y Ron Wood por seguir juntos. Luego de ver que uno sin el otro no logran tener el mismo impacto, los Stones se reunieron hasta el momento y en efecto, siguen sin llevarse muy bien.

Smashing Pumpkins

Apenas en 2018 anunciaron su reunión. No obstante, sólo están en dicha gira Billy Corgan, Jimmy Chamberlin y James Iha, excluyendo a D’arcy Wretzky, la bajista quien ha asegurado en varias ocasiones que no fue invitada porque siempre mantuvo una muy mala relación con Corgan y éste era tan egocéntrico que jamás le pediría una disculpa. Ante ello, el resto de los miembros emitieron un comunicado desmintiendo el hecho.

Blink-182

A pesar de mostrarse como una de las bandas más unidas del gremio gracias a sus constantes bromas y chistes en el escenario o entrevistas, todo era fake. Al bajar de la tarima las discusiones se hacían presentes a más no poder. Los problemas eran tales que Tom DeLonge abandonó el barco (por segunda ocasión) en 2015, pero se dice que a pesar de todo, Blink es un fenómeno tan mediático que está por volver a ocupar su puesto, que actualmente tiene Matt Skiba.

Kings of Leon

La rivalidad entre hermanos siempre está presente en toda familia; pero cuando pasa de la niñez a la adultez resulta un grave problema. Esto les ocurre a Nathan y Caleb Followill quienes no sólo son algo incompatibles en el escenario, sino que se han registrado peleas en hoteles de diversas partes del mundo en las cuales las policía ha tenido que intervenir, Inclusive Nathan le rompió el brazo a Caleb en una de las peleas.

Caifanes

A pesar de ser una de las bandas nacionales más importantes de todos los tiempos, Caifanes se separó oficialmente en 1995 luego de que Saúl Hernández saliera de las filas por problemas con Alejandro Marcovich. Después de muchos años de constantes cambios, de bandas alternas como Jaguares y especulaciones de sus problemas, se reunieron en 2011. Marcovich no toleró más y la dejó en 2014 para darle paso a más rumores negativos sobre la convivencia de la banda. Hoy todo a punta a que Saúl, Sabo Romo, Alfonso André y Diego Herrera no se llevan muy bien.

KISS

Una banda tan grande y redituable como lo es KISS no podía ser perfecta. No por nada Ace Frehley y Peter Criss abandonaron la agrupación y no tienen deseos de volver. La rivalidad entre Gene Simmons y Paul Stanley siempre ha estado presente, pero su interés monetario es mucho más grande, tanto que han convertido a la banda en una marca de todo lo que pase por su cabeza, así que es mejor mantenerla viva aunque tengan que ocultar sus problemas debajo de varias capas de maquillaje.

Guns N’ Roses

Los que se amaron, se odiaron y ¿se amaron de nuevo?

Cuando Appetite for Destruction rompió con todas las expectativas mundiales, la fama y ego de cada integrante de la banda se elevó por los cielos orillándolos a salir de la agrupación uno a uno. Primero fue Steven Adler, luego Izzy Stradlin, después Slash, luego Duff McKagan y al final, Axl Rose se quedó con su decadente banda sin éxito. Por ello, en 2016 se reunieron Slash, Duff y Axl aunque no sabemos si en realidad se llevan tan bien como proclaman.

Mötley Crüe

Los que separados son mejores amigos que estando juntos.

Luego de haber sido nombrados como “la banda más salvaje sobre la Tierra”, los cuatro amigos vivieron como quisieron arruinando su música y su relación, al grado de separarse, sumergirse en escándalos mediáticos y sufrir problemas legales y de salud. En 2015, luego de muchos años en conflicto, viajando por separado y sin encontrarse más que en los ensayos y en los conciertos, decidieron ponerle fin a la banda glam por excelencia.

The Kinks

Los que nunca lograron conciliar sus problemas

Mick Avory, baterista de la banda estaba empezando con la segunda canción en un concierto frente a decenas de fans alocados, cuando de pronto, un enojado Dave Davies, guitarrista, se acercó y le pidió a gritos que sacara su pene y con él tocara la batería puesto que sonaría mejor. Avory no se contuvo y lo dejó inconsciente en el suelo. Esto derivó en muchos otros problemas violentos y repletos de sangre que les costó el veto en Estados Unidos. Luego de más de 20 años, la banda desapareció oficialmente.

Black Sabbath

Los que lo intentaron y al final ganó el odio

Los padres del metal siempre tuvieron fama de ser conflictivos, pero a pesar de todo se mantenían unidos por un bien común: la música. Luego de años de discusiones y problemas entre sí, Ozzy dejó la banda pero al ver que era completamente reemplazable y luego de pensar mejor las cosas, todos acordaron reunirse para seguir dando giras por muchos años más. El problema fue que el baterista Bill Ward y su salud eran un impedimento para Ozzy, Tony Iommi y Geezer Butler, por lo que fue echado de la agrupación en su gira de despedida.

El hecho de que estas bandas estén juntas sólo nos confirma que a pesar de los problemas, la costumbre puede más. El dinero, la fama y los asuntos legales también, así que no hay más que disfrutarlas mientras deciden decir adiós por su propio bien.