1 millón 400 mil pesos en gastos en lujos y sillas cómodas en la SEP

0
279

Un millón 400 mil pesos es el gasto que pidieron en la Secretaria de Educación Pública para remodelar las oficinas de su titular Esteban Moctezuma Barragán, en el gasto tienen contemplado adquirir escritorios de caoba, sillas ejecutivas de piel, refrigeradores, salas de piel, pantallas, equipos de audio, estufa industrial y hasta una fábrica de hielo.

“Para garantizar y facilitar el cumplimiento” de las responsabilidades del titular del ramo, se están solicitando bienes muebles como 10 escritorios ejecutivos de madera de caoba, con un costo de 133 mil 580 pesos; cuatro mesas de conferencia, con un valor de 44 mil 460 pesos; 10 sillas ejecutivas de piel negra que cuestan 50 mil pesos; 10 sillas ejecutivas tapizadas en pliana, de 46 mil 610 pesos, y una sala completa en piel negra de 51 mil 500 pesos.

Además, cinco refrigeradores de 10 pies cúbicos de 34 mil 950 pesos, cinco frigo-bares de 26 mil 450 pesos, una estufa maestra (industrial) compacta con asador de carnes a gas y carbón fósil de 52 mil 932 pesos, un refrigerador industrial de 23 mil 303 pesos y una fábrica de hielo de 25 kilogramos de 13 mil 346 pesos.

De acuerdo con el proyecto de inversión 2020-2022 de la UR100 Oficina del secretario, los requerimientos de bienes muebles son necesarios para “mejorar la imagen institucional de las oficinas adscritas al área del titular del ramo en el edificio sede, así como en las oficinas alternas de esa unidad, generar ahorros presupuestales para cubrir reuniones de trabajo o eventos que encabece utilizando mobiliario y equipo propiedad de la unidad”.

El Universal fue el periódico que publicó la nota de esas compras que representan un gasto en lujos en realidad innecesarios y que demuestran a cabalidad que la presente administración federal encabezada por Andrés Manuel López Obrador no aplica “la austeridad republicana” que tanto exigen a los demás.

Cabe señalar que en el llamado Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, de la actual administración federal, señala: “durante el periodo neoliberal el sistema de educación pública fue devastado por los gobiernos oligárquicos; se pretendió acabar con la gratuidad de la educación superior, se sometió a las universidades públicas a un acoso presupuestal sin precedente y los ciclos básico, medio y medio superior fueron vistos como oportunidades de negocio para venderle al gobierno insumos educativos inservibles y a precio inflado”

Y agrega: “Esa estrategia perversa —incluida la mal llamada reforma educativa— se tradujo en la degradación de la calidad de la enseñanza y en el deterioro de su infraestructura, razón por la cual este gobierno se comprometió desde un inicio a mejorar las condiciones materiales de las escuelas del país”.

Y hemos de suponer que los gastos para adquirir sillas ejecutivas más cómodas de más de 50 mil pesos, escritorios de más de cien mil y salas de piel, para Esteban Moctezuma y sus funcionarios más cercanos es un ahorro y demuestra la preocupación de la actual administración federal en mejorar la educación del país.